La venta de dispositivos no lanza al ebook

La venta de dispositivos no lanza al ebook
Las ventas de dispositivos de lectura y de libros electrónicos no caminan juntas en España. Así lo demuestran los datos aportados por el Grupo Gfk, especializado en el análisis de mercados, con respecto a las compras de las pasadas navidades. Si bien el comercio de ereaders y tabletas aumentó un 200% con respecto a 2009, con 153.000 unidades vendidas, la venta de ebook apenas se incrementó un 9,5%.

La conclusión de estas cifras es que el usuario compra el dispositivo de lectura, pero no tanto sus contenidos. El estudio de Gfk, realizado a partir de los datos ofrecidos por 1.100 librerías, también revela que los títulos en formato ebook más vendidos las pasadas fiestas fueron La caída de los gigantes, de Ken Follett, y Riña de gatos, de Eduardo Mendoza. Los mismos libros que en formato en papel. Sin embargo, a pesar de que el estudio no da las cifras concretas de ventas de los ebooks, David Pemán, responsable del Panel de Libros electrónicos de Gfk, reconoce que este formato "se ha vendido muy poco. No se han cumplido las expectativas, aunque tampoco es una decepción total ya que según había ido el año, se esperaban estos datos".

Para este grupo de análisis, la buena noticia de estos resultados es que "por fin ha estallado la venta de los dispositivos, que hacía falta. Estas navidades, el ereader ha sido un regalo y ahora veremos si el usuario compra ebooks, los piratea o no lo utiliza. Las próximas semanas van a ser cruciales para el desarrollo del libro electrónico", afirma Pemán.

Editoriales cautelosas

Para ello habrá que estar atento también al comportamiento de las editoriales. Hasta la fecha, proyectos como la distribuidora Libranda, no han funcionado como se pretendía, debido en gran parte a que, como señala Pemán, "los sellos se han mostrado muy cautelosos". La tendencia, según este analista, es que el desarrollo del libro digital siga siendo lento. "La próxima Feria del Libro de Madrid todavía no será la del ebook", sostiene.

El estudio de Gfk también ofreció ayer los datos de las ventas de libros en papel. Con respecto a las navidades de 2009, en 2010 las ventas cayeron un 3,5%, de los cuales un 6% pertenece a los libros de ficción. Pemán, sin embargo, defiende al sector: "Ha aguantado el tipo. El problema es que este año no ha habido ni un Stieg Larsson ni una Stephenie Meyer, que fueron un boom".

PAULA CORROTO | Publico.es
Leer más!