El imparable auge del libro electrónico

El imparable auge del libro electrónicoDurante 2010, cerca de un 20% de las editoriales españolas comercializará entre un 50% y un 100% de sus novedades también en versión digital, además de la impresa, según las conclusiones de un estudio realizado por la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), con la colaboración de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez. Los resultados demuestran que el sector editorial español está realizando un gran esfuerzo para ofrecer una parte significativa de sus fondos en formato digital, adaptado a los nuevos soportes de lectura, como lectores de libro electrónico, ordenadores, teléfonos móviles y pizarra digital.

En el informe Libro digital en España: impacto de la digitalización en el catálogo, canales de distribución y de venta y política de precios han participado casi un total de 254 editoriales, entre las que están representadas todos los grandes grupos editoriales, editoriales especializadas en narrativa y ensayo, editoriales de libro científico-técnico, editoriales jurídicas, editoriales universitarias y editoriales de libro de texto, entre otras.

El estudio destaca que el 80% de las editoriales españolas ha iniciado o tiene previsto iniciar la digitalización de sus fondos durante 2009-2011, al término de ese periodo una de cada tres tendrá digitalizado entre el 50% y el 100% de su catálogo y el 12% dispondrá del 100% del mismo en versión digital. El estudio destaca el salto cuantitativo que registrará la digitalización de los catálogos en apenas tres años, ya que al cierre de 2009 sólo el 44% de las editoriales disponía de menos de un 5 por ciento de sus fondos digitalizados.

En los próximos dos años, las editoriales prevén una oferta creciente de obras creadas exclusivamente en versión digital y la tendencia a comercializar obra fragmentada -en capítulos, por ejemplo- será progresivamente mayor: en torno al 40% de las editoriales en 2010 y más del 50% en 2011.

En cuanto al formato de digitalización, el ePUB será el que tendrá un mayor crecimiento ya que pasará de ser empleado por un 24% de las editoriales en 2009 a un 60% en 2010, si bien el formato PDF es el que predomina en la actualidad, ya que el 80% de las editoriales preparará sus obras digitales en PDF en 2010 y el 77% en 2011. El formato Mobipocket será empleado por un tercio de las editoriales y Mobipocket para Kindle (el lector de Amazon) por algo más del 10%, porcentaje que se mantiene estable en 2010 y 2011. Por su parte, las editoriales de libro de texto emplearán formatos para pizarra digital para difundir sus contenidos.

Los e-readers y los ordenadores son los entornos de lectura mayoritariamente preferidos por las editoriales para comercializar obra digital y cerca del 80% de ellas se inclina por ambos a la vez, con una ventaja para los primeros (80%) frente a los segundos (77%) en 2011. Los teléfonos móviles y otros dispositivos móviles no específicamente dedicados a la lectura tendrán comparativamente una presencia menor, pero son los que presentan un mayor potencial de crecimiento ya que cerca de la mitad de las editoriales espera comercializar libros para este tipo de dispositivos en 2011.

En cuanto a los canales de distribución, las editoriales emplearán simultáneamente distintos canales y los tres que tendrán un mayor incremento respecto a 2009 son la creación de plataformas conjuntas, la venta a través de librerías y la venta directa desde la propia web de la editorial.

En relación a los precios de la obra digital, se prevé que sean inferiores a los de la obra impresa. El 75% de las editoriales considera que el precio será menor y de ellas, un 24% opina que el importe será un 50% más bajo y un 35% que será un 30 por ciento más barato. Tan solo un 8% de las editoriales mantendrá el mismo precio en ambos soportes durante los años 2010 y 2011.

EUROPA PRESS
Leer más!

Amazon abre Kindle a los editores en español

Amazon abre Kindle a los editores en españolAmazon refuerza su oferta de libros electrónicos en Kindle. La empresa ha anunciado que abre la plataforma para los autores y editores en español. Según un comunicado de la compañía, los titulares de los derechos de las obras pueden acceder a su Kindle Digital Text Platform (DTP), cargar las mismas y ofrecerlas al mercado. El servicio se abre también para las obras en portugués e italiano. Hasta ahora, la plataforma albergaba obras en inglés, francés y alemán.

"Hace un mes lanzamos el servicio self-service Kindle Digital Text Platform para los autores y editores de todo el mundo", asegura Russ Grandinetti, vicepresidente de contenidos de Kindle. "Nos alegra poder ofrecer más idiomas en los cuales los propietarios de contenidos pueden ofrecer sus libros para la creciente audiencia de Kindle".

Esta misma semana, la mayor tienda de Internet, ha anunciado la disponibilidad en Estados Unidos de su fondo, 40.000 títulos, en la Blackberry, tras hacer lo mismo con el iPhone hace un mes.

Por otra parte, Amazon negocia la compra de una empresa experta en pantallas táctiles lo que hace suponer que la tienda trabaja en una nueva versión de Kindle para competir con la próxima salida de iPad, de Apple.

ELPAIS.com
Leer más!

Qualcomm muestra su libro electrónico a color

Qualcomm muestra su libro electrónico a colorDurante los últimos meses de 2009 hasta la fecha, la venta de lectores de libros electrónicos se ha multiplicado sustancialmente. La posibilidad de portar miles de libros en un pequeño dispositivo es una motivación más que suficiente para pasarse del papel a lo digital.

Qualcomm ha presentado una nueva tecnología llamada Mirasol, que permite representar colores en pantallas de tinta electrónica, una revolución que permitirá traer libros electrónicos a color o globalmente conocidos como Color eBook.

Para la presentación de Mirasol, Qualcomm ha presentado un lector a color de 5.7 pulgadas que permite visualizar imágenes en colores, manteniendo una autonomía de hasta 8 días continuos abriendo libros y navegando por Internet.

El libro electrónico a color de Qualcomm conserva las ventajas de la tinta electrónica y es capaz de desplegar una gran gama de colores con mucha precisión, algo que hará que dispositivos como el Kindle de Amazon o Flepia comiencen a temblar.



Angel Vilchez | Configurarequipos.com
Leer más!

El ebook, a la espera de los gigantes

El e-book, a la espera de los gigantesComo los protagonistas de una película de Quentin Tarantino, los participantes del mercado del libro electrónico llevan meses mirándose a la espera de que alguien dispare. Y todo hace indicar que se avecina una ensalada de tiros. Tras el anuncio del iPad, Telefónica dará cuenta la próxima semana en el Mobile World Congress de Barcelona de sus planes al respecto, mientras que Google lanzará su servicio de venta de libros en mayo, y para entonces se espera que nazca también un proyecto conjunto de Planeta, Random House y Santillana.

En este panorama, según fuentes de una editorial independiente, la mayoría optan por "contener la respiración y esperar a ver". El 80% de las editoriales, según el informe sobre el libro digital hecho público esta semana, tienen planes para digitalizar sus títulos, pero muchos no saben cómo lo comercializarán.

Después de que se anunciara que el año pasado sería el del despegue de la venta de aparatos lectores, lo cierto es que Matilde Sanz, de Santillana, estima en menos de 100.000 los vendidos en España. Y hay razones objetivas para ello: no hay un formato de ficheros estándar -el 80% de las editoriales declaran que usarán este año PDF, pero el 60% pasarán al ePub en 2011-, no hay un tipo de lector triunfante, y ni siquiera se sabe qué precio tendrán los libros digitalizados.

"Posiblemente, el público español ha sido consciente de que los e-readers a la venta aquí están obsoletos, al carecer de conectividad real que abra la posibilidad de leer la prensa o enviar e-mails", explica Joaquín Sabaté, al frente de la librería virtual Amabook. Mientras los medios generalmente se han hecho eco de las bondades de aparatos como el Kindle de Amazon, por ejemplo, la realidad es que no puede adquirirse en España, lo mismo que los modelos más punteros de Sony o el iPad. La compra de uno de los modelos más fiables entre los actualmente a la venta, como el Papyre o el que promociona la web leqtor.com, supone arriesgarse a que se queden obsoletos si finalmente son otro tipo de ficheros, que no pueden leer, los que se conviertan en estándar.

El tema más espinoso es el del precio, pues a nadie se le esconde que de él dependerá que se extiendan las copias ilegales, de las que ya hay miles en la red. "Si la oferta va a ser la de precios disparatados y con protecciones contra copia por sistemas absurdos, condenaremos al sistema al mismo tipo de castigo que ha sufrido la música", explica el escritor Santiago Eximeno, que publica buena parte de su producción en formatos electrónicos.

Precios similares al papel

Sin embargo, la mayor parte de los libros disponibles hasta ahora se comercializan a precios sólo un 20%-30% inferiores a los del papel, y superiores a los del formato de bolsillo. "Hasta que el libro digital no tenga una cuota de mercado importante, no podemos dar la espalda al canal que permite las ventas del libro en papel", explica Joaquín Sabaté, consciente de que "si el libro electrónico triunfa, habrá elementos de la cadena de valor que tendrán que desaparecer".

Y es que las previsiones de las editoriales son tímidas. Santillana prevé que los libros en formato digital serán entre el 0,5% y el 1% de su facturación este año; José Manuel Segura, de Anaya, no cree que pueda superar el 2% en el plazo de cinco; y los más optimistas son Santos Plazzi, de Planeta, y Patxi Beascoa, de Random House Mondadori, que estiman que podría alcanzar entre el 10% y el 20% para 2015. Con esos datos, obviamente, las editoriales no quieren enfadar a los libreros y dificultar las ventas en papel, su principal negocio por muchos años.

Por ello, el proyecto conjunto de las grandes para crear una web -todavía sin nombre- en primavera es el de que sirva como portal con sus títulos para, desde ahí, facilitar la compra en las páginas de las propias librerías. Sólo un proyecto independiente, el Leer-e de la agente Carmen Balcells, ofrece libros "comerciales" a un precio sensiblemente inferior.

Los autores también tienen algo que decir al respecto. En Gran Bretaña, su asociación ha exigido que, ante la reducción de costes de impresión y distribución, su retribución en concepto de derechos de autor pase del actual 8%-10% al 30%.

La confusión tiene como nota favorable el abrir expectativas para quienes han asistido hasta hoy al mercado editorial como outsiders. Es el caso, por ejemplo, de la librería virtual Cyberdark, con proyectos en todos estos campos "cuando antes no nos dejaron ni darnos de alta en el Gremio de Libreros". O de escritores como Eduardo Vaquerizo, popular en el género de ciencia-ficción pero desconocido fuera: "Cada vez eran menos rentables los libros de un autor con particularidades, o con público reducido. El libro electrónico nos abre la puerta".

Julián Díez | CincoDias.com
Leer más!

¿Cuánto costará leer?

Semanas antes de que salga a la venta, el iPad ya ha causado un terremoto en el mundo de la edición que ha tocado de lleno al gigante global de los libros digitales, Amazon. Segura de su poder, esta compañía obliga a las editoriales a pactar un precio uniforme de 9,99 dólares (7,20 euros) por la mayoría de las novedades, una cantidad de la que se lleva el 50% dejando la otra mitad para el editor y el autor. Apple, el fabricante del iPad, sabía que podía romper esa posición de fuerza y ha ofrecido a editores y escritores márgenes del 65% en su próximo servicio de distribución de libros -iBooks, similar a iTunes-, con lo que el precio subirá hasta los 14,99 dólares (10,90 euros).

A Rupert Murdoch, magnate de los medios de comunicación y dueño del potente grupo editorial Harper Collins, le gusta la idea y la sola posibilidad de que pueda establecer una alianza con Apple también para sus periódicos, televisiones y películas -el iPad admite todo ello- añade más puntos de intensidad al terremoto.

El grupo Macmillan, uno de los cuatro grandes en Estados Unidos, ordenó a Amazon que quitara sus obras de la web porque se iba con Apple. Y ante el órdago, el proveedor virtual más grande del mundo ha tenido que recular y ya vende las novedades de esa casa editorial a 14,99.

Por si fuera poco, Google ultima la preparación de Google Editions para vender libros digitales con un 'stock' de entre 400 y 600.000 títulos, según se anunció en la pasada Feria de Fráncfort. La empresa de Sergey Brin y Larry Page ya ha dejado caer que ellos sólo se quedarían con un 15% del importe si lo vende a través de la página de la editorial -una tasa menor que la de Apple- y con un 37% si lo comercializan directamente. Con todos estos movimientos se ha abierto el debate sobre el precio de los libros digitales, y sobre quién será el encargado de ponerlo.

Una novela en formato digital debería costar un 35% menos que su versión tradicional, pues ese porcentaje representa el ahorro en los costes de edición e impresión y distribución. Pero el lector debe invertir antes de 200 a 400 euros en el artilugio electrónico para leer los textos y, por esta razón, son los profesionales -editores, abogados, etc.- que tienen que manejar muchos documentos quienes más lo usan.

A un lector español medio, que compra unas diez obras al año, ¿le merece la pena la inversión? La cosa, dicen los expertos, está verde aquí y en Estados Unidos, donde la edición digital sólo representa el 2% del negocio, aunque ya se hayan vendido un millón de 'kindles', el lector electrónico de Amazon.

Sus precios son aún caros, pero bajarán como lo hicieron los móviles -el iPhone de ocho gigas bajó en Estados Unidos de 599 a 99 dólares, un 83%, en tres años- y entonces habrá más gente dispuesta a dar el paso.

En el sector editorial, todo el mundo toma posiciones. Tanto es así que hasta los 'enemigos' de antaño, como Planeta, Random House Mondadori y Santillana, han hecho una trinchera común y preparan para esta primavera una plataforma digital que pondrá a la venta entre 5.000 y 7.000 títulos, cerca de un tercio de sus catálogos.

Crecimiento lento

No son los únicos, ya que el Grupo 62, RBA, SM, Roca, Edebé y Trotta, entre otras editoriales, se han subido al mismo barco, el de la distribuidora leqtor.com, para navegar por los océanos digitales. Hasta el Instituto Cervantes estudia cómo introducir la edición 'online' e implantará un plan en su biblioteca de Madrid para luego extenderlo por el resto de las sedes.

Según Santos Palaci, director general de Mass Market y cultural de Planeta, a quien corresponde poner el precio es a los editores, si bien añade que cada vez tendrá un peso más decisivo la capacidad de vender de un autor y el porcentaje que se lleve por cada descarga, muy diferente en el caso de Dan Brown que en el de un desconocido. Además, recuerda que en España existe el precio fijo -la ley sólo permite descuentos del 5%-, mientras que en Estados Unidos es libre.

Palaci advierte de que las inversiones para meterse en el mundo digital son «multimillonarias» y aún con un retorno muy pobre. En este entorno no ayudaría poner muy bajos los precios de los 'e-books' «porque esto mermaría la venta de los libros en papel sin obtener las ganancias proporcionales a cambio». «El mercado es pequeño y de crecimiento lento», añade.

El directivo de Planeta admite que en Estados Unidos una parte de los lectores que leían en el soporte tradicional se han pasado a la lectura electrónica en un viaje sin retorno. Pero recomienda tomar con cautela los datos que Amazon proporciona. «Amazon dice que ya vende lo mismo en digital que en libro tradicional, pero nunca ofrece pruebas. El día en que salió 'El símbolo perdido' de Dan Brown se vendieron un millón de ejemplares en papel y aproximadamente 100.000 en formato digital, y el primero suele tener una vida más larga que el segundo, que si hablamos de novedades baja nada más salir, más en casos como el de Brown».

Tanto creen en Amazon en el 'e-book' que ese título cuesta 13,75 dólares, y en la versión de tapa dura en papel, 12; eso sí, después del pertinente descuento, ya que el precio original era de 29,95, a los que siempre hay que sumar los gastos de envío.

El panorama es cambiante, con tendencias contradictorias, propio de épocas de transición que en este caso pueden durar una década o quince años, según los expertos. Así, mientras se mira con un ojo el futuro, el otro se dirige a la tierra, y en plena era digital los editores miman a los libreros de carne y hueso y les organizan comidas con sus mejores autores, porque de ellos depende en gran parte el éxito de un libro.

Las grandes cadenas ya se han sumado a la plataforma de Planeta/Random/Santillana, que ha creado una aplicación para que las librerías independientes puedan adaptar su oferta a sus páginas webs con una inversión muy baja.

Xènia Bussé, de leqtor.com, saluda la aparición del iPad, «porque se va hablando del tema y eso es bueno», aunque matiza que va más allá de un dispositivo de lectura porque incluye imagen y sonido, es decir, todo menos el teléfono del iPhone. En su haber, que dispone de muchas aplicaciones y eso gusta al usuario. En su contra, que tiene pantalla luminosa y resulta más pesado para leer que otros lectores con tinta electrónica.

En su opinión, la edición digital tiene un presente, pero sobre todo un futuro, por una cuestión generacional. «Hay aparatos en color para las ilustraciones de los cuentos infantiles que son una maravilla. Los niños se acostumbrarán a ellos desde el principio, y los chavales de 12 y 14 ya dicen que con el 'e-book' leen más rápido, porque están más acostumbrados a las pantallas que al papel . Además, uno puede llevar la trilogía de Larsson sin que apenas pese, en vez de cargar con los tres volúmenes».

Leqtor.com ultima la incorporación de 27 editoriales y sus libros digitales se venderán a través de las páginas online de El Corte Inglés, Casa del Libro y Fnac. De momento, Bussé no tiene miedo a la piratería al disponer de una «protección muy robusta, aunque si los 'hackers' son capaces de entrar en la Casa Blanca, también lo podrán hacer en otros sitios. Lo que hay ahora es de la calidad horrible y para leer en el ordenador». Como en otras épocas de cambio, lo que ahora toca, dice Bussé, «es aprender».

IÑAKI ESTEBAN | elcorreo.com
Leer más!

Amazon busca renovar el Kindle para competir con el iPad

Amazon busca renovar el Kindle para competir con el iPadTras la espectacular presentación del último producto estrella de Apple, el ordenador plano iPad, Amazon parece haberse dado cuenta de que necesita dar un nuevo empujón a su lector de libros electrónico, Kindle, si quiere presentar batalla al nuevo juguete de Steve Jobs. Según publica el diario estadounidense The New York Times en su edición digital, Amazon ha adquirido Touchco, una empresa especializada en la tecnología de las pantallas táctiles.

La tecnología de Touchco, compañía nacida como un proyecto de la Universidad de Nueva York y que cuenta tan sólo con seis empleados, resulta más económica que la utilizada por Apple y permite a las pantallas detectar simultáneamente múltiples puntos de contacto. Además, el sistema desarrollado por Touchco podría permitir a Amazon ofrecer su Kindle con pantalla táctil en color.

Esta operación, cuya cuantía no especifica el diario neoyorquino, llega en un momento en que diferentes empresas compiten entre sí para ganar cuota de mercado en el creciente sector de los lectores de libros electrónicos.

Amazon copa, de momento, el 70% del mercado de los lectores digitales en Estados Unidos con su producto Kindle. Esa empresa pensó que la mejor defensa era un ataque preventivo e introdujo a mediados de enero una plataforma de aplicaciones digitales para ese lector, imitando vagamente al iPhone. A pesar del esfuerzo, el Kindle parece ya cosa del pasado, con su teclado físico y su pantalla en blanco y negro. El mismo efecto envejecedor tiene la nueva tableta sobre lectores de otras empresas como Sony o Barnes & Noble.

ELPAIS.com
Leer más!

Dos grandes editoriales retrasarán la venta digital de sus best sellers

Dos grandes editoriales retrasarán la venta digital de sus best sellersEl éxito del libro digital mata a los best sellers. Así lo creen dos de las principales editoriales, Simon and Schusters y Harper Collins, que han anunciado que sus novedades no saldrán a la vez en formato digital y en papel, porque daña sus ingresos.

La medida se toma a raíz del éxito de las ventas de libros en la tienda de Amazon . De cada diez libros que vendieron en la campaña navideña, seis lo fueron en formato digital. No habría problema si el precio del libro digital y el de papel fuera el mismo, pero resulta que es mucho más barato comprarlo para el lector electrónico Kindle, propiedad de Amazon.

No es el único problema al que se enfrenta el éxito de Kindle en Estados Unidos. Su política de precios ha sido rota por la editorial Macmillan, crítica con vender los best sellers online a 9,99 dólares, lo que perjudica la venta en las librerías físicas, donde la novedad en la llamada tapa dura cuesta normalmente el doble. Kindle le ha autorizado a seguir vendiendo libros digitales en su plataforma a precios más altos. A partir de marzo sus novedades costarán entre 12,99 dólares y 14,99 dólares, aunque con el tiempo también podrían subir esas cantidades.

En una nota oficial, Kindle ha mostrado su malestar por ese cambio de criterio, pero no le ha denegado el permiso para seguir en su catálogo.

Estos cambios llegan pocos días después de la presentanción del iPad de Apple y su librería online iBook que, en principio, se ve como una competencia directa al Kindle de Amazon.

ELPAIS.com
Leer más!