La oferta de lectores de e-book se dispara y se diversifica

La oferta de lectores de e-book se dispara y se diversificaEl e-book está listo para despegar. Decenas de modelos de lectores ocupan ya estanterías en los grandes almacenes y tiendas de productos electrónicos. Varias librerías de internet venden su propio modelo. Algunos de ellos, los más populares, están agotados desde hace días. Ha llegado la hora de este tipo de aparatos, aunque despierte aún recelos y no pocas dudas entre los usuarios.

El e-book ha pasado de ser un objeto que sólo estaba en manos de determinados profesionales, como los del mundo editorial, al gran público. La oferta es variadísima. La muestra de modelos que ilustra esta página es tan sólo una pequeña parte de la gran cantidad de dispositivos que estas Navidades pasarán a ser un regalo.

A la hora de decidirse por uno hay que tener en cuenta el uso que le dará su lector. Mientras que un ordenador puede ser utilizado de forma habitual por más de una persona, un lector de libros electrónico debería tener, en principio, un solo usuario. De lo contrario, dos personas no podrán usarlo al mismo tiempo.

Aunque todos los aparatos tengan un aspecto parecido, sus características son variadas. Lo principal que tienen en común es que utilizan pantallas de tinta electrónica que no emiten luz, y que por lo tanto no cansan la vista como las de los teléfonos o los ordenadores, lo que permite una lectura en condiciones similares a las del papel. La mayoría se puede leer bien a plena luz del sol.

El tamaño de la pantalla más común es el de seis pulgadas, aunque algunos modelos se quedan en cinco, o llegan a ocho o nueve. Un caso especial es el del nuevo Nook, de la librería norteamericana Barnes & Noble, que lleva una doble pantalla. Una de tinta electrónica de seis pulgadas y otra táctil de 3,5 pulgadas en color que sirve para seleccionar los libros el catálogo disponible o para utilizarla como teclado. Es uno de los pocos que tiene conectividad inalámbrica doble, por wi-fi y la red de datos telefónica 3G.

Precisamente ese tipo de conectividad es uno de los rasgos diferenciales. Si un usuario quiere poder descargarse un libro o un periódico durante un viaje, o un desplazamiento, la conectividad inalámbrica le resultará esencial.

Un caso peculiar es el del Kindle, de Amazon, que se vende con conectividad 3G permanente a cargo de la propia librería, con lo que el cliente no tiene que pagar nunca por disponer de esa conexión. El negocio para Amazon es que sus usuarios compren muchos libros. Por eso, su dispositivo resulta más barato. Se puede comprar desde España.

Otra de las características que tener en cuenta es si el lector dispone de pantalla táctil para subrayar y tomar apuntes sobre las páginas. Para muchos usuarios, esa es una función muy valorada.

Entre todas estas ofertas, el mundo tecnológico y editorial espera a ver qué prepara Apple para los primeros meses del 2010. Se especula con que sea un tablet para la lectura de libros y de publicaciones. Si la marca de la manzana actúa como es habitual, seguro que lanzará el aparato con el modelo de negocio ya incorporado, al igual que hizo con el iPod y la tienda iTunes o el iPhone y la exitosa Appstore.

FRANCESC BRACERO | LAVANGUARDIA.es

Comparte este post!

Bookmark and Share

0 comentarios:

Publicar un comentario