Los ebooks son libros electrónicos

Los ebooks son libros electrónicosLa Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA), en una nota propone traducir al español el anglicismo "e-book" como "libro electrónico", "libro digital" o "ciberlibro".

Con la celebración, del 17 al 19 de noviembre, de la I Feria del Libro Electrónico en Madrid se vuelve a hablar de la entrada de las nuevas tecnologías en el sector editorial, en especial de los recientes soportes electrónicos para la lectura de publicaciones.

En inglés, se llama "e-book" a cierto tipo de obras digitales (normalmente archivos) que se consideran equivalentes a los libros de papel, y "e-book reader" o, abreviando, "e-reader" al aparato que permite su lectura.

La Fundéu BBVA ha observado que estos términos aparecen con mucha frecuencia en los medios de comunicación y que, además, suelen confundirse sus significados, por lo que recomienda usar sus correspondientes formas en español, diferenciando ambos conceptos: "e-book" es "libro electrónico", "libro digital" o "ciberlibro", mientras que "e-reader" es "lector de libros electrónicos", "lector de libros digitales" o "lector de ciberlibros".

Así, en lugar de decir, por ejemplo, "El 'e-reader' es un aparato que permite agrandar la letra a voluntad" y "El último 'e-book' de la serie es una biografía de Schubert", podría haberse dicho "El lector de ciberlibros es un aparato que permite agrandar la letra a voluntad" y "El último libro digital de la serie es una biografía de Schubert". Si lo importante es la obra y no el soporte, puede incluso hablarse de "libro", sin más.

Por lo tanto, la Fundéu BBVA, que trabaja con el asesoramiento de la Real Academia Española, recomienda que se usen las expresiones españolas "libro electrónico", "libro digital" o "ciberlibro" para referirse a la obra, y "lector de libros electrónicos", "lector de libros digitales" o "lector de ciberlibros" para referirse al aparato.

La Fundación del Español Urgente (http://www.fundeu.es/), patrocinada por la Agencia Efe y el BBVA, cuyo principal objetivo es el buen uso del español en los medios de comunicación, cuenta con la colaboración, entre otros, del Instituto Cervantes, la Fundación San Millán, las universidades Complutense de Madrid, Castilla-La Mancha y Cádiz, El Corte Inglés, Red Eléctrica, Gómez-Acebo & Pombo, Iberia, CEDRO, CELER Soluciones, Accenture, Hermes Traducciones y Linguaserve.

EFE

Comparte este post!

Bookmark and Share

0 comentarios:

Publicar un comentario